¿Qué es el Estrabismo?s

¿Qué es el Estrabismo?

El estrabismo es la pérdida del paralelismo de los ojos, la desviación de un ojo con respecto al otro. La desviación puede ser grande y constituir un defecto estético llamativo; y también casos donde la desviación es muy pequeña y no se aprecia. Este tipo de estrabismo compensado puede pasar desapercibido, pero puede crear los mismos problemas de visión que las grandes desviaciones.

Los ojos están diseñados para, en condiciones normales, enfocar las imágenes nítidamente sobre retina y entonces enviar la señal generada al cerebro. Ambos fijan simultáneamente el mismo objeto y forman cada uno de ellos una imagen de igual tamaño, forma e intensidad que se fusionan en una imagen simple y tridimensional. Esto crea la percepción en profundidad y la visión binocular. Cuando un ojo se desvía, dos imágenes diferentes son enviadas al cerebro. Si el niño es joven, el cerebro aprende a ignorar la imagen del ojo desviado, y puede ver solo la imagen del ojo alineado o la del ojo de mejor visión. Esto causa una pérdida en la percepción de profundidad. Los adultos que desarrollan estrabismo tendrán visión doble (diplopía) porque su cerebro no está entrenado para esta situación, y no puede suprimir la imagen del ojo desviado.

¿Existen distintos tipos de estrabismo?

. Los ojos pueden desviarse horizontalmente, ya sea hacia adentro (estrabismo convergente, "niño bizco") o hacia fuera (estrabismo divergente), o verticalmente (estrabismo vertical) desplazando un ojo hacia arriba o hacia abajo.

Pueden darse combinaciones horizontales y verticales a la vez.

¿Cuáles son las causas del estrabismo?

No existe una causa única. Se produce por la unión de varios factores, unos conocidos y otros que aún no han podido ser determinados.

Alteración en los músculos del ojo unida a una mala visión. Así el ojo se tuerce porque ve mal, y ve mal porque se tuerce;

La herencia familiar;

Otras causas que pueden influir son: infecciones, tumores, traumatismos;

Cuando el estrabismo aparece en la edad adulta, las causas más frecuentes son traumatismos, tumores, enfermedades musculares, afecciones de tiroides.

¿Cuáles son los síntomas del estrabismo?

Desviación de un ojo, pérdida del paralelismo de los ojos;

Ambliopía o disminución de la agudeza visual de un ojo respecto al otro (debida al rechazo que hace el cerebro de las señales confusas que le envía el ojo desviado);

Posiciones anormales de la cabeza, desviaciones, inclinaciones, tortícolis;

Diplopía (o visión doble) cuando el estrabismo se inicia en edad adulta;

Mal cálculo de las distancias y relieves, pérdida de la visión binocular.

¿Qué tratamientos existen para el estrabismo?

El objetivo del tratamiento es curar la disminución de la visión tratando la ambliopía e intentando establecer precozmente el equilibrio ocular.

Los tratamientos pueden ser de dos tipos:

Tratamiento médico: está encaminado a intentar recuperar la visión del ojo vago y a mejorar la acción de los músculos. Las opciones de tratamiento son variadas: corrección óptica, gafas, oclusiones con parches, cristales especiales, ejercicios musculares;

Tratamiento quirúrgico: está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos tradicionales. La cirugía consiste en fortalecer o debilitar ciertos músculos de los ojos para obtener una buena visión y evitar que se tuerzan. A veces puede realizarse con la inyección de toxinas botulínicas sin tener que recurrir a la cirugía con anestesia general.

¿Cómo puede prevenirse el estrabismo?

Todo recién nacido debe ser revisado por un oftalmólogo desde su nacimiento. El desarrollo de la función visual se determina en los primeros meses de vida del niño;

El niño con estrabismo, sea llamativo o no, debe ser atendido precozmente para poder evaluar las causas que lo producen, tratar o evitar la ambliopía (ojo vago) y descartar otras patologías oculares asociadas, como cataratas, lesiones retinianas inflamatorias o tumorales, así como enfermedades del sistema nervioso central;

En el estrabismo, la vigilancia y el control deben extenderse hasta la adolescencia, aunque la situación estética sea normal;

El paciente debe participar de manera activa en el tratamiento, siendo riguroso en el cumplimiento, sobre todo en la primera época de las oclusiones oculares.

Volver Arriba